martes, 27 de diciembre de 2011

V838 de Monoceros.

Bonita imagen tomada por el Telescopio Espacias Hubble.

Por razones desconocidas, en enero de 2002, la superficie exterior de la estrella V838 Mon, que hasta ese momento no era conocida, se expandió mucho, y con un fuerte fogonazo que alcanzó una magnitud aproximada de un millón de veces la luminosidad del Sol, se convirtió en la estrella más brillante de toda la Vía Láctea, pero enseguida, también de repente, se apagó. Nunca antes se había visto un fogonazo estelar. Aunque este destello de V838 parece  expulsar materia al espacio, lo que se ve en la imagen de arriba del Telescopio Espacial Hubble es en realidad un eco luminoso del destello aparentemente en movimiento, reflejado sucesivamente por  anillos más lejanos en el complejo sistema de polvo interestelar que ya rodeaba a la estrella.
V838 Mon se encuentra a unos 20.000 años luz de distancia del Sol, en la Constelación del Unicornio y su eco de luz tiene unos 6 años luz de diámetro.





El estallido de V838 Mon podría ser la erupción de una nova, pese a la opiniones en contra, aunque desde luego sería muy inusual.



  También se atribuye este estallido a un flash de helio, en el cual el núcleo de una estrella moribunda de poca masa produce rápidamente una fusión de carbono, que trastorna sin destruir, a la estrella. 

domingo, 25 de diciembre de 2011

NGC 253 La galaxia de la moneda de plata



En la fotografía se ve el activo núcleo central de la galaxia NGC 253, fuente brillante de rayos X y gamma. Se la conoce también como la Galaxia de la moneda de plata y fue descubierta en 1783 por Carolina Herschel.
Está situada en la constelación austral del Escultor a unos 11 millones y medio de años luz. NGC 253 puede ser fácilmente observada porque es una de las galaxias más brillantes, después de Andrómedas, vecina de la Vía Láctea.
Las numerosas manchas brillantes que pueden verse en la galaxia son guarderías estelares donde multitud de estrellas jóvenes están empezando a brillar y las nubes circundantes de hidrógeno brillan intensamente por la radiación que reciben  de estas estrellas gigantes, recién nacidas. La elevada formación estelar existente en el centro de NGC 253, ha provocado también un potente viento estelar que sale de allí en dos conos de direcciones paralelas al disco de esta galaxia que ha sido estudiado con el telescopio de Rayos X Chandra.

sábado, 17 de diciembre de 2011

IRS4, UNA JOVEN ESTRELLA


En esta imagen podemos ver la nebulosa llamada Sharpless 
2-106 (S106) que ha sido formada con el material expulsado por la estrella IRS4 que nació hace solo 100.000 años.
El gas de S106 cerca de IRS4 actúa como una nebulosa de emisión ya que emite luz  después de haber sido ionizado, mientras que el polvo lejano procedente de IRS 4 actúa como una nebulosa de reflexión, al reflejar la luz de la estrella central.
Ese gran disco de polvo y de gas que orbita alrededor de IRS4, visible en rojo oscuro cerca del centro de la imagen, da a la nebulosa la imagen de un reloj de arena o de una mariposa.
S106 se extiende a lo largo de unos 2 años luz y se encuentra a unos 2000 años luz de distancia de la Tierra, en la Constelación del Cisne. El  examen detallado de imágenes como esta ha revelado la existencia de cientos de estrellas enanas marrones de baja masa que rondan por el gas de la nebulosa.
Sharpless 2-106, popularmente conocida como ángel cósmico de nieve es una región de formación estelar bipolar cuya forma da la apariencia de un ángel celestial con sus alas desplegadas y que se debe a una estrella masiva que debido a su gran actividad expulsa hacia fuera dos lóbulos gemelos de gas de color azul brillante muy caliente. 

domingo, 11 de diciembre de 2011

NEBULOSA DEL PELÍCANO

Nebulosa del Pelícano



La extensión de esta nebulosa es de unos 10 años-luz y ese nombre se debe a su forma, que tiene parecido con el cuello y cabeza de un pelícano de proporciones cósmicas.
La nebulosa del Pelícano, también conocida como IC 5070, se encuentra a 2.000 años- luz de distancia.
Este primer plano de la nebulosa fue elaborado a partir de datos de banda estrecha y haciendo corresponder la emisión de átomos de azufre, de hidrógeno y oxígeno con los colores rojo, verde y azul.  Las formas fantásticas y oscuras que se ven son nubes de gas frío y polvo esculpidas por la radiación energética procedente de estrellas jóvenes, calientes y masivas, de hecho, poderosos jets gemelos de materia se disparan desde uno de los pilares oscuros, hacia el centro de la imagen: esas señales nos muestran la presencia de una protoestrella catalogada como Herbig-Haro 555.