domingo, 24 de mayo de 2015

Galaxia con 300 billones de soles




Astrónomos de la NASA han descubierto la galaxia más luminosa del espacio hasta la fecha, la cual brilla con una luz equivalente a más de 300 billones de soles. Se cree que posee un agujero negro gigante en su centro, que sería responsable de tanta luminosidad. 

 El estudio publicado en 'The Astrophysical Journal', explica que la galaxia, descubierta mediante el análisis de datos del telescopio espacial Wise de la NASA, ha sido nombrada Wise J224607.57-052635.0. El hallazgo ha sido añadido a una nueva clase de objetos todavía no explicados, conocidos como ELRIG o "Galaxias infrarrojas extremadamente luminosas".

 Los científicos creen que esta lejana galaxia  –se encuentra a 12.500 millones de años luz de distancia de la Tierra- puede tener un gigante agujero negro en su centro, que sería la razón para su extrema iluminación. "Esta deslumbrante luz puede provenir de la principal etapa de crecimiento del agujero negro de la galaxia", sostiene el líder del estudio, Chao-Wei Tsai.

 Y aunque los agujeros negros en los núcleos de las galaxias no son nada nuevo para la ciencia, el equipo subraya que encontrar un agujero negro inmenso tan "profundo" en el espacio es muy raro. "Debido a que la luz de la galaxia que aloja el agujero negro ha viajado 12.500 millones años para llegar hasta nosotros, los astrónomos están observando al objeto como fue en el pasado lejano", señala la NASA. De acuerdo con la agencia, incluso en aquel entonces su agujero negro fue millones de veces más grande que nuestro sol.

lunes, 18 de mayo de 2015

ESTUDIANDO LA VÍA LÁCTEA





Un nuevo estudio sostiene que millones de antiguas galaxias, que se creían destruidas, en realidad podrían seguir existiendo y permanecer ocultas tras 'escudos de estrellas' obtenidos de otras galaxias. Según científicos, nuestra Vía Láctea también podría ocultar una de esas galaxias. 

 En 2005, astrónomos detectaron una serie de galaxias esféricas compactas que datan de los inicios del universo. Las galaxias, que eran abundantes hace unos 11 millones de años, ahora están casi extintas, informa New Scientist. Anteriormente se creía que las interacciones entre galaxias eran las responsables de su desaparición.

 Sin embargo, un grupo de científicos dirigido por Alister Graham de la Universidad Swinburne de Tecnología en Melbourne, Australia, ha hallado otra sorprendente explicación: al investigar los censos de galaxias en el Universo local, hallaron que muchas habían sido caracterizadas erróneamente. Así, al menos 21 galaxias que originalmente parecían grandes nubes tridimensionales de estrellas eran en realidad discos planos con grandes abultamientos en el centro.

 Esas protuberancias tienen "exactamente la misma masa y forma compacta que las galaxias típicas del Universo temprano", afirma Graham. Básicamente, esto significa que la mayoría de los esferoides compactos no desaparecieron, sino que estarían escondidos detrás de un disco, que desarrollaron 'robando' hidrógeno y estrellas a las pequeñas galaxias de los alrededores. Según el equipo, el abultamiento central de nuestra propia galaxia pudo haber sido una vez una de estas antiguas galaxias compactas.