domingo, 28 de noviembre de 2010

TORMENTAS EN JÚPITER

Posted by Picasa

Un astrónomo aficionado de Filipinas, observó un punto brillante en Júpiter, a principios de este mes, demostrando que las nubes que cubrían completamente el cinturón sur ecuatorial de Júpiter, se empieza a disipar.
Científicos en Hawai confirmaron este primer indicio después de observaciones con infrarrojos, con grandes telescopios, y que además han observado más puntos luminosos en la misma zona, creen que la banda oscura característica del planeta gigante gaseoso estará pronto de vuelta. Al mismo tiempo  que se desvanecía el cinturón, se oscureció la gran mancha roja de Júpiter, una enorme tormenta permanente que ahora también se espera que recupere su brillo habitual.
Glenn Orton del Jet Propulsion Laboratory de la NASA, ha explicado "La razón por la que Júpiter pareció perder esta banda que se camuflaba entre las bandas blancas adyacentes, es que desaparecieron los vientos secos que mantienen a esta región libre de nubes".
Las nubes superiores están formadas por hielo de amoníaco y cuando flotan a mayor altura, oscurecen la visión de las nubes de color marrón a menor altura. Lo que el astrónomo filipino observó fue una tormenta brillante, bastante rara.
El cinturón ecuatorial sur se vuelve blanco cada cierto tiempo, un fenómeno que, con altibajos, suele durar entre uno y tres años.

viernes, 19 de noviembre de 2010

AGUJERO NEGRO EN LA GALAXIA M 100

Posted by Picasa

Usando el Observatorio Chandra de rayos X de la NASA, los astrónomos han descubierto evidencias del agujero negro más joven conocido en nuestro vecindario cósmico.

"Si nuestra interpretación es correcta, este es el ejemplo más cercano que tenemos del nacimiento de un agujero negro que se haya observado nunca", afirmó Daniel Patnaude científico del Harvard- Smithsonian Center for Astrophysics, y jefe del equipo que hizo esta investigación de la NASA.
Una estrella que era 20 veces más masiva que el Sol, colapsó la galaxia M 100, a unos 50 millones de años luz de la Tierra. Habría consumido todo su combustible nuclear y ya no se sostenía. Su estallido fue descubierto por un astronómo aficionado y recibió el nombre de SN1979C. El residuo de este astro es el que ahora, con los telescopios de rayos gamma y rayos X, los astronómos han estudiado durante varios años, explicando que en ese  punto una constante emisión brillante de alta energía, sugiere que se trata de un agujero negro que se está alimentando con materia de su entorno, ya sea de restos de su propia supernova o tal vez de alguna estrella cercana. 
Los científicos creen que este descubrimiento les ayudará a entender mejor como explotan las estrellas masivas dejan agujeros negros o estrellas neutrón y el número de agujeros negros que existen en nuestra galaxia, entre otras incógnitas. 

viernes, 12 de noviembre de 2010

ESTRELLAS ANTIGUAS DE LA VÍA LÁCTEA

Posted by Picasa

Científicos del Instituto de Cosmología Computacional de la Universidad de Durham en el Reino Unido, astrofísicos alemanes  del Instituto Max Planck y de la Universidad de Groningen de Holanda, ejecutaron extensas simulaciones por ordenador para recrear los inicios de nuestra galaxia.
Encontraron que algunas antiguas estrellas de la Vía Láctea no se formaron con el resto de nuestra galaxia, sino que son restos de otras galaxias que chocaron hace 5 mil millones de años. Estas estrellas fueron encontradas en el halo estelar, formado con desechos, que se extiende por debajo y por encima del disco principal de la galaxia espiral.
Uno de los investigadores, Andrew Cooper, dijo "De hecho nos hicimos arqueólogos galácticos, cazando los posibles sitios donde las estrellas antiguas podrían estar dispersas alrededor de la galaxia. Al igual que las antiguas capas de roca revelan la historia de la Tierra, el halo estelar conserva un registro del primitivo y dramático periodo en la vida de la Vía Láctea que termina mucho antes del nacimiento del Sol".
Una de cada cien estrellas de la Vía Láctea pertenece a la estructura del halo estelar que es mucho más grande que el disco espiral de la galaxia. Estas estrellas son casi tan antiguas como el universo.
La formación de la galaxia es una de las áreas de investigación más activas de la astrofísica y en cierto sentido esto se aplica también a la evolución de las galaxias.
Los cosmólogos creen que el universo primitivo estaba lleno de pequeñas galaxias de vida corta y violenta. Estas galaxias colisionaron entre sí, dejando "escombros" que acabaron formando parte de la galaxias como por ejemplo la Vía Láctea.
Las simulaciones por ordenador abarcaron desde poco después del Big Bang, hace alrededor de 13 mil millones de años, y utilizaron las leyes universales de la física para simular la evolución de la materia oscura y las estrellas.