domingo, 24 de enero de 2016

NUEVOS DESCUBRIMIENTOS SOBRE LOS AGUJEROS NEGROS



Iván Zolotujin, un científico del Instituto Astronómico de Sternberg, de la Universidad Estatal de Moscú, ha descubierto, junto con colegas extranjeros, un centenar de presuntos agujeros negros de masa intermedia, escribe la revista 'Astrophysical Journal'. Este tipo de objetos espaciales es muy raro y representa una etapa en la evolución de los agujeros negros supermasivos situados en los centros de las galaxias, cuya masa puede sobrepasar el peso del Sol miles de millones veces.


"Los astrónomos buscan estos objetos porque puedan arrojar luz sobre la formación de los agujeros negros supermasivos, que tienen una masa increíble, en los primeros instantes después de la Gran Explosión", cuenta Zolotujin.

Por el momento se conocen solo dos agujeros de masa intermedia de este tipo, descubiertos en los años 2006 y 2009. Y hasta ahora los investigadores no habían logrado encontrar otros candidatos dignos de ese título. Zolotujin y su equipo de científicos italianos y canadienses elaboraron un método especial para estudiarlos que les permite analizar imágenes y distinguir estos agujeros negros de cuásares, astros cercanos y binarias de rayos X.  

Fuente: RT

jueves, 21 de enero de 2016

NUEVO PLANETA EN NUESTRO SISTEMA SOLAR


Los científicos que asumen la existencia del nuevo planeta en el sistema solar afirman que el cuerpo celeste se encuentra tan lejos del sol que un año en él equivale a 15.000 años terrestres, escribe el portal informativo Gizmodo.

El hipotético planeta está ubicado en el Cinturón de Kuiper y cuenta con la órbita elíptica de mayor longitud de todos los planetas conocidos del sistema solar. Por contraste, Neptuno tarda 164 años en completar un año.

Los especialistas asumen la existencia del noveno planeta por las anomalías gravitacionales en el movimiento de una media docena de objetos del cinturón de Kuiper.

Los astrónomos del Instituto de Tecnología de California anunciaron este miércoles que han encontrado una nueva prueba de la existencia de un planeta helado gigante situado en un extremo de nuestro sistema solar. En un estudio detallaron que el planeta tiene entre cinco y diez veces más masa que la Tierra.

Fuente: RT.



martes, 12 de enero de 2016

EXPLICACIONES SOBRE LOS PUNTOS BRILLANTES EN CERES



Los puntos brillantes detectados en la superficie del planeta enano Ceres, conocido también como Estrella de la Muerte, han mantenido en vilo durante un largo año a astrónomos y aficionados al espacio, que han imaginado todo tipo de teorías (como bases alienígenas) para explicar su presencia. Pero dos estudios publicados recientemente en la revista 'Nature' han logrado explicar el fenómeno y han decepcionado a los amantes de lo paranormal. 
Según informa el portal Popular Science, aunque los astrónomos de la NASA ya tenían sus hipótesis sobre la naturaleza de los puntos lumínicos, un grupo internacional de científicos ha confirmado que el material reflectante brillante que dio tanta popularidad a Ceres es una especie de sal. De acuerdo con el autor principal del estudio, Andreas Nathues, del Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar, en Alemania, se trata concretamente de sulfato de magnesio, llamado también hexahidrita y conocida en la Tierra como sal de Epsom.

"La naturaleza global de los puntos brillantes de Ceres indica que ese planeta tiene una capa de subsuelo que contiene hielo salobre de agua", dijo Nathues, algo que también refuerza las sugerencias anteriores de que Ceres puede ocultar debajo de su superficie agua congelada más abundante que toda el agua dulce de la Tierra.

Otro estudio, por su parte, ha revelado la presencia de arcillas ricas en amoníaco en la superficie del cuerpo celeste, lo que proporciona nuevos datos sobre la historia del que es el objeto más grande del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter.

"La presencia de tipos de especies que contienen amoníaco sugiere que Ceres está compuesto de material aparecido en un ambiente donde el amoníaco y el nitrógeno fueron abundantes", dijo en un comunicado de la NASA este miércoles Maria Cristina De Sanctis, la autora principal del estudio. En otras palabras, Ceres podría haberse formado lejos de su ubicación actual; durante un tiempo fue una especie de vagabundo del sistema solar, hasta que con el tiempo se estableció en el cinturón de asteroides.

Fuente: RT