jueves, 18 de junio de 2015

NUBE DE POLVO RODEANDO LA LUNA


Un reciente estudio científico, realizado gracias a un instrumento de la NASA, ha identificado que los cometas son el origen de la nube de polvo existente de forma permanente alrededor de la Luna. 
 Un grupo internacional de científicos ha demostrado que la Luna está rodeada por una constante nube de polvo formada gracias a los cometas que, al pasar por nuestro sistema solar, pierden numerosas partículas. Posteriormente, dichas partículas chocan contra la Luna y hacen que el polvo de la superficie lunar se eleve temporalmente al espacio, según han explicado los investigadores en su estudio publicado por 'Nature'.

 Los nuevos datos, recogidos a través del instrumento de la NASA LDEX (de su nave espacial LADEE), sugieren que unos 120 kilogramos de polvo –como promedio– rodean la Luna en cualquier momento. Estas partículas se lanzan al cielo lunar y permanecen en el aire durante diez minutos. Las partículas tardan la mitad de ese tiempo en elevarse unos 100 kilómetros sobre la superficie y la otra mitad, para descender.

 El hecho que hizo a los autores del estudio pensar que fueron precisamente los cometas y no los asteroides la causa principal del fenómeno fue que dicha nube es asimétrica. Mientras que los asteroides que viajan por el sistema solar también pierden partículas, el polvo que se forma suele situarse en órbitas circulares que no generan tanta fuerza en el impacto. Por el contrario, los cometas atraviesan el sistema solar al azar, generando partículas que causan un impacto considerable.