domingo, 27 de marzo de 2011

LA MESSENGER EN ORBITA DE MERCURIO


      
La NASA, tras un recorrido de unos ocho mil millones de kilómetros ha puesto una sonda  en órbita de Mercurio, por primera vez, que servirá para el estudio de los orígenes del sistema solar y buscará hielo con la posibilidad de encontrar restos de vida.
Hace 6 años y medio que la sonda Messenger partió hacia Mercurio y permanecerá 1 año en su órbita tomando datos importantes  que sería imposible obtener desde Tierra por la proximidad de este planeta al Sol.
Las primeras imágenes que envíe se verán muy pronto, después de que los ingenieros hayan probado los instrumentos de la sonda, el 4 de abril comenzará oficialmente la exploración. 
La sonda va equipada de espectómetros en varias bandas, (rayos gamma, neutrones y rayos X), que permitirán observar la composición de la superficie, un instrumento que mide el plasma y las particulas del  espacio, un altímetro láser y varias cámaras.
El motor más potente, de 660 newton, se encendió para desacelerar la nave y que pudiera ponerse en una órbita muy elíptica que va desde los 200 kilómetros hasta los 15.000. Esta gran elipse es necesaria porque la temperatura en Mercurio, el planeta más cercano al Sol, es muy alta, y aunque el Messenger tiene un escudo protector conviene que se aleje para que se enfríe y luego vuelva a acercarse y continúe captando datos.
Mercurio es uno de los planetas que más a costado investigar ya que se mueve más rápido que la Tierra y una nave tiene que desplazarse a 104.600 kilómetros por hora para darle  alcance y además enfretarse al calor del Sol.
El investigador principal de la misión MESSENGER, Sean Solomon dijo:  "A pesar de su cercanía a la Tierra, el planeta Mercurio, ha  permanecido comparativamente casi inexplorado durante décadas. Por primera vez en la historia, un observatorio científico está en órbita alrededor del planeta más al interior del Sistema Solar. Los secretos de Mercurio y las implicaciones que estos conllevan para la formación y evolución de planetas similares a la Tierra, están a punto de ser revelados."

domingo, 20 de marzo de 2011

HUBBLE EN LA NEBULOSA DE LA TARÁNTULA

FOTO  NASA/ ESA

El Telescopio Espacial Hubble, en un singular acercamiento, ha captado esta bella imagen en un primer plano del centro de la Nebulosa de la Tarántula, vecina de la Gran Nube de Magallanes, con estrellas en formación.
Las nebulosas están formadas de nubes de polvo estelar y gas, y son conocidas como criaderos de estrellas, son de una gran belleza y tienen mucha importancia en el mundo de la astrofísica.
La Nebulosa de la Tarántula tiene estrellas moribundas, junto a muchas estrellas jóvenes formadas a partir del hidrógeno acumulado en la nebulosa, estas estrellas- niñas brillan con luz ultravioleta intensa que ioniza el gas. Esta luz es tan intensa que a pesar de encontrarse a unos 170.000 años luz de distancia y fuera de la Vía Láctea, la Nebulosa de la Tarántula es visible sin telescopio en una noche oscura.
Hasta hace poco, los astrónomos debatían si la fuente de la luz intensa corresponde a un cúmulo de estrellas, bien consolidado o tal vez a un tipo desconocido de muchas superestrellas más grandes que el Sol. Solo en los últimos 20 años con el detalle revelado por el Hubble y la última generación de telescopios basados en tierra, los astrónomos han podido demostrar de manera concluyente que es, de hecho, un cúmulo de estrellas.

domingo, 13 de marzo de 2011

LA NEBULOSA DE LA ESTRELLA EN LLAMAS y AE AURUGA


Est bonita imagen espacial corresponde a la Nebulosa de la Estrella en Llamas, o IC 405, que toma este nombre por albergar una estrella llamada Ae Auriga, que según los astronómos no nació aquí, sino en la Nebulosa de Orión y fue la fuerza de gravedad de otras estrellas cercanas, la que la lanzó fuera de la región, junto con otra estrella del tipo 0, Mu Columbae, hace 2 millones de años. Estas dos estrellas han viajado en direcciones opuestas desde entonces a una velocidad de 200 kilómetros por segundo.
Es una estrella muy caliente del tipo 0, o sea, que tiene en su superficie una temperatura de 25.000 Kelvin o aún más, y  da energía al resplandor del hidrógeno a lo largo de los intrincados filamentos de gas atómico, y su luz azul  está disperso por el polvo interestelar.
Esta detallada y definida imagen de IC 405, ocupa más de 5 años luz a la distancia estimada de la nebulosa de más de 1.500 años luz en la septentrional constelación de Auriga.

sábado, 12 de marzo de 2011

VIAJE AL SOL


La NASA está planeando enviar una nave, que se acerque más que nunca al Sol, es decir, que se  introduzca, prácticamente en la corona solar, donde se alcanzan temperaturas de entre 1 a 2 millones de grados Celsius. La nave será la Solar Probe Plus y el lanzamiento ocurrirá en 2018.
Un científico de la NASA, el Dr. Guhathakurta, ha dicho:  "Por primera vez podremos  tocar, probar y oler a nuestro Sol".
La sonda Solar Probe Plus será del tamaño de un coche Smart,  todavía está en fase inicial de construcción, y lo más complicado será saber si resistirá temperaturas tan elevadas.
La misión de la sonda durará 6 años, se acercará progresivamente al Sol, después de  efectuar 24 asistencias gravitatorias en Venus.  Existe un límite de acercamiento al Sol que la sonda no podrá franquear.
El Dr. Guhathakurta explica: "Nuestro diseño de misión y el uso de Venus evita que nos acerquemos a menos de 8,5 radios solares de la superficie". Eso equivale a 8 millones de kilómetros en su máxima aproximación. A tan corta distancia el Sol crecerá hasta tener un diámetro aparente 23 veces mayor que en la Tierra, además su brillo y calor será 500 veces más intensos. 
Afortunadamente para la sonda, la densidad de iones de la corona es demasiado pequeña para causar daños serios: tan solo es de 2 X 10  ^ - 16 Kg./m3, eso represanta una densidad  6 billones de veces  menor que la de la atmósafera terrestre al nivel del mar.

viernes, 11 de marzo de 2011

LA VOYAGER 1 FUNCIONA COMO UNA VELETA


Para saber la dirección en la que se extiende la corriente de  partículas solares cargadas, cuando se acercan al borde del Sistema Solar, la NASA ha colocado a la nave espacial Voyager 1, cual veleta que determine la dirección de los vientos portadores de estas partículas. La operación de orientar a la Voyager se realizó el día 7 de marzo y consistió en hacerla rotar 70º en sentido contrario a las agujas del reloj, visto desde la perspectiva de la Tierra y mantuvo la posición mediante sus giroscopio durante 2 horas y 33 minutos, desde hace 21 años no se había hecho ninguna maniobra como esta, y fue cuando la Voyager 1 tomó una fotografía a los planetas del Sistema Solar. 
La jefa del proyecto Voyager, en Pasadena, Suzanne Dodd, declaró: "Pese  a que la Voyager 1 ha viajado por todo el Sistema Solar, durante 33 años sigue siendo una ágil gimnasta para hacer acrobacias que no le hemos  pedido hacer en 21 años, si ejecutamos la maniobra sin problemas, y esperamos poder hacerlo más veces para que los científicos puedan reunir los datos que necesitan".
Las dos naves espaciales Voyager están viajando a través de una zona turbulenta conocida como heliopausa que es la capa externa de una burbuja que existe alrededor de nuestro Sistema Solar, creada por el viento solar. 
El viento solar es una corriente de iones que sopla radialmente  hacia el exterior del Sol, a un millón y medio de kilómetros por hora. El viento debe girar cuando nos acercamos al límite exterior de la burbuja, al entrar en contacto con el viento interestelar que se origina  en la región entre las estrellas e impacta contra nuestra burbuja solar. 
En junio de 2010, cuando la Voyager 1 estaba a 17.000 millones de kilómetros de distancia del Sol, los datos del instrumento de partículas cargadas de baja energía comenzaron a mostrar que el flujo neto hacia el exterior del viento solar fue cero. La lectura cero ha continuado desde entonces. El equipo científico de la Voyager no cree que el viento haya desaparecido en esa zona. Probablemente tiene que haber dado la vuelta a la esquina. ¿Pero hacia donde? 
El director del proyecto Voyager,  Edward Stone, ha dicho:   "Debido a que la dirección del viento solar ha cambiado y su velocidad radial  se ha reducido a cero tenemos que cambiar la orientación de la Voyager 1 por lo que el instrumento de partículas cargadas puede actuar como una especie de veleta para ver en que dirección sopla ahora el viento". 

domingo, 6 de marzo de 2011

LA NEBULOSA CALIFORNIA NGC 1499



¿Que hace California en el espacio?  Algunos ven en esta nube cósmica un cierto parecidos con la forma de California y le pusieron este nombre, además de NGC 1499. Se encuentra localizada, esta nebulosa, en el brazo de Orión, en la Vía Láctea, a uno 1.500 años luz del  Sol, y tiene una longitud de unos 100 años luz.
En muchas imágenes el resplandor más prominente de la Nebulosa California es una luz roja característica de los átomos de hidrógeno que se combinan con electrones a la deriva debido a la luz procedente de las estrellas.
En esta imagen de arriba, sin embargo, el hidrógeno está coloreado de verde, mientras que al silicio se le ve rojo y al oxígeno, azul.
Esa luz energética está producida probablemente por la estrella Xi Persei, situada muy cerca de la nebulosa y está ionizando gran parte de su gas.  

martes, 1 de marzo de 2011

LA NEBULOSA HELIX, NGC 7293, OJO DE DIOS

                          



La Nebulosa Helix, NGC 7293, -también llamada El Ojo de Dios-, localizada a 700 años luz de la Tierra, y que fuera descubierta por el astrónomo alemán Karl Ludwig Harding en el año 1824, ha sido, ahora, captada en una espectacular imagen, por el Observatorio Europeo Austral, situado en Chile y considerado uno de los más importantes del mundo.
En el pasado también tomaron imágenes de esta nebulosa los telescopios espaciales Hubble y Very Large, pero no eran tan claras y precisas como esta última.
Con esta nueva imagen, los investigadores de ESO han podido determinar que tiene "una estructura inesperada y compleja". La foto muestra "un rico trasfondo de galaxias distantes" que generalmente no son visibles en otras instantáneas de este objeto y parece que esta formado por, al menos, dos discos separados por anillos y filamentos externos.
Así mismo,  según el ESO, el disco interior, más brillante parece estar expandiéndose a unos 100,000 kilómetros por hora y podría haber tardado unos 12,000 años en formarse.
A pesar de su nombre, las nebulosas planetarias, tienen muy poco que ver con los planetas ya que son objetos gaseosos constituidos por el resplandor final de las estrellas de masa baja e intermedia antes de convertirse en enanas blancas, destino final en la evolución de todas las estrellas incluyendo a nuestro Sol.