viernes, 11 de marzo de 2011

LA VOYAGER 1 FUNCIONA COMO UNA VELETA


Para saber la dirección en la que se extiende la corriente de  partículas solares cargadas, cuando se acercan al borde del Sistema Solar, la NASA ha colocado a la nave espacial Voyager 1, cual veleta que determine la dirección de los vientos portadores de estas partículas. La operación de orientar a la Voyager se realizó el día 7 de marzo y consistió en hacerla rotar 70º en sentido contrario a las agujas del reloj, visto desde la perspectiva de la Tierra y mantuvo la posición mediante sus giroscopio durante 2 horas y 33 minutos, desde hace 21 años no se había hecho ninguna maniobra como esta, y fue cuando la Voyager 1 tomó una fotografía a los planetas del Sistema Solar. 
La jefa del proyecto Voyager, en Pasadena, Suzanne Dodd, declaró: "Pese  a que la Voyager 1 ha viajado por todo el Sistema Solar, durante 33 años sigue siendo una ágil gimnasta para hacer acrobacias que no le hemos  pedido hacer en 21 años, si ejecutamos la maniobra sin problemas, y esperamos poder hacerlo más veces para que los científicos puedan reunir los datos que necesitan".
Las dos naves espaciales Voyager están viajando a través de una zona turbulenta conocida como heliopausa que es la capa externa de una burbuja que existe alrededor de nuestro Sistema Solar, creada por el viento solar. 
El viento solar es una corriente de iones que sopla radialmente  hacia el exterior del Sol, a un millón y medio de kilómetros por hora. El viento debe girar cuando nos acercamos al límite exterior de la burbuja, al entrar en contacto con el viento interestelar que se origina  en la región entre las estrellas e impacta contra nuestra burbuja solar. 
En junio de 2010, cuando la Voyager 1 estaba a 17.000 millones de kilómetros de distancia del Sol, los datos del instrumento de partículas cargadas de baja energía comenzaron a mostrar que el flujo neto hacia el exterior del viento solar fue cero. La lectura cero ha continuado desde entonces. El equipo científico de la Voyager no cree que el viento haya desaparecido en esa zona. Probablemente tiene que haber dado la vuelta a la esquina. ¿Pero hacia donde? 
El director del proyecto Voyager,  Edward Stone, ha dicho:   "Debido a que la dirección del viento solar ha cambiado y su velocidad radial  se ha reducido a cero tenemos que cambiar la orientación de la Voyager 1 por lo que el instrumento de partículas cargadas puede actuar como una especie de veleta para ver en que dirección sopla ahora el viento". 
Publicar un comentario