sábado, 29 de septiembre de 2012

LA GALAXIA ESPIRAL NGC 4038

La galaxia espiral NGC4038, en un choque


Los últimos 100 millones de años no han sido buenos para esta galaxia y los próximos 1.000 millones seguramente serán bastante peores.  NGC4038, era una galaxia espiral normal, hasta que ella y otra galaxia, la NGC4039, espiral barrada que podemos ver a su derecha, chocaron, después de esta colisión galáctica, ambas galaxias, reciben el nombre de Antenas, por las largas líneas de estrellas, gas y polvo que son resultado del choque y que parecen las antenas de un insecto.
Ambas galaxias se están uniendo y terminarán formando una galaxia elíptica, una supergalaxia, las colas acabarán por romperse y se independizarán formando galaxias satélites menores. 
A medida que la gravedad reestructura una galaxia, las nubes de gas se pelean unas con otras, se forman nudos de estrellas de color azul y se crean estrellas masivas que explotan y esparcen por los alrededores filamentos de polvos de color marrón. Las dos galaxias, a la larga convergerán en una sola, espiral y más grande.
La Vía Láctea, nuestra galaxia, ha experimentado varias colisiones en el pasado y hay investigaciones que indican que dentro de algunos miles de millones de años colisionaremos con la vecina galaxia de Andrómeda.
Los fotogramas que componen esta imagen fueron tomadas por el Telescopio Espacial Hubble por astrónomos profesionales para que se entienda mejor las colisiones de galaxias.
Publicar un comentario