jueves, 24 de julio de 2014

EL PLANETA URANO


Urano es el séptimo planeta desde el Sol y el tercero más grande de nuestro Sistema Solar y fue el primero en ser descubierto, gracias al telescopio, por William Herschel en 1781. Se llama así en honor de la divinidad griega del cielo, Urano
Su atmósfera se compone de hidrógeno molecular, helio, metano, (que presta esa tonalidad aguamarina al planeta) y otros hidrocarburos. Tiene una extraña inclinación de su eje de rotación de casi 90º con respecto a su órbita, que afecta a su campo magnético y también a sus anillos y satélites.
Cuenta 11 anillos de menos de 10 Km. de ancho, de alquitrán negro, y tiene  27 satélites siendo los más grandes Titania y Oberón con diámetros de 1580 y 1520 Kms. respectivamente, otros satélites importantes son Miranda, Ariel,  y Umbriel.
El núcleo de Urano se compone de hielos muy abundantes y de distintos tipos  y de rocas. Urano y Neptuno  son los dos planetas  helados gigantes del Sistema Solar exterior



Por la forma de girar de este planeta, la noche y el día duran 42 años cada uno, los científicos se formaron esta visión de Urano con las imágenes que enviara el  Voyager 2 en 1986, en un momento en que la sonda esrtaba a una distancia de 9,1 millones de kilómetros del planeta. Un año en Urano equivale a 84 años terrestres, ese es el tiempo que el planeta tarda en su movimiento de traslación alrededor del Sol.
Está tan lejos, que desde Urano, el Sol parece una estrella más, aunque mucho más brillante que las otras. Su distancia al Sol es el doble que la de Saturno.
El viento en Urano alcanza velocidades superiores a 250 metros por segundo, o sea, 900 kilómetros/hora.



Urano tiene un diámetro cuatro veces mayor que el de la Tierra y tarda 17,24 horas en su movimiento de rotación y su luz llega a la Tierra en 2 horas y 40 minutos.
Vistos desde la Tierra, los anillos de Urano dan la impresión de que rodean el planeta como una diana, y que los satélites giran a su alrededor como las agujas de un reloj. 





martes, 22 de julio de 2014

LOS MISTERIOS DE LAS GALAXIAS BAILARINAS AL DESCUBIERTO


La visión que tenemos del universo podría cambiar después del reciente descubrimiento de los astrónomos sobre las galaxias enanas que "bailan"  en órbita alrededor de galaxias más grandes. Todo se debe a que su órbita tiene forma de disco y no se distribuye al azar como se creía.
El autor principal de este estudio Neil Ibata del Lycée International en Francia, dice, "Nos sorprendió constatar que un gran número de pares de galaxias tiene velocidades opuestamente dirigidas si están situadas en lados opuestos de sus galaxias gigantes anfitrionas" 
Los astrónomos especulan con la idea de que este descubrimiento podría mostrar novedades acerca de las leyes físicas de movimiento y gravedad, pero antes de llegar a estas conclusiones es preciso investigar mucho más.
"Dondequiera que mirábamos veíamos  este movimiento, coordinado y extrañamente coherente. de las galaxias enanas" Dice el físico de la Universidad de Sidney Geraint Lewis. 

"De esto podemos extrapolar que estos planos circulares de enanas bailarinas son universales, se observan en aproximadamente el 50% de las galaxias. Este es un gran problema que contradice nuestros modelos cosmológicos existentes y desafía nuestra comprensión de cómo funciona el universo, incluyendo la naturaleza de la materia oscura", explica Lewis.

Una investigación en 2013 determinó que el 50% de las galaxias enanas de Andrómeda se encuentran en un mismo plano de aproximadamente un millón de años luz de diámetro, pero de solo 300.000 años luz de espesor lo que crea la impresión de una danza cósmica. 
Ahora gracias a este estudio más detallado, los científicos sospechan que tal vez hay un proceso que controla el flujo de gas en el espacio

jueves, 10 de julio de 2014

ASÍ SE FORMA EL POLVO INTERESTELAR DE UNA SUPERNOVA



Durante los momentos posteriores a la explosión de una supernova, un grupo de astrónomos logró seguir la formación de polvo interestelar, en tiempo real. Empleando el Very Large Telescope, (VLT), de ESO, situado en el Observatorio Paranal, en Chile, se ha podido establecer que estas fábricas de polvo cósmico generan sus partículas en dos etapas, en el momento mismo de la explosión y la que continúa mucho tiempo después.
"Al combinar los datos de las nueve series de observaciones iniciales pudimos realizar las primeras mediciones directas de como el polvo alrededor de una supernova absorbe los diferentes colores de la luz" comentó la autora principal Christa Gall de la Universidad Aarhus de Dinamarca. "Esto nos permitió  descubrir más sobre el polvo de lo que alguna vez había sido posible".
El origen del polvo cósmico de las galaxias es aún un misterio. Los astrónomos saben que las supernovas son seguramente, su principal fuente de producción, especialmente en los inicios del Universo, pero aún no está claro como y cuando estas partículas se desarrollan.
"Anteriormente los astrónomos han observado grandes cantidades de polvo en los remanentes que quedan después de las explosiones.  Pero de la misma forma, solo han encontrado evidencias de pequeñas proporciones de polvo efectivamente creado en las explosiones mismas. Estas nuevas y excepcionales observaciones explican como esta aparente contradicción puede tener solución." Concluyó Christa Gall.

Imagen captada por el Telescopio Espacial Hubble, NASA/ESA
 El equipo notó que la formación de polvo comienza poco después de la explosión y continúa durante un prolongado período de tiempo. Las nuevas mediciones también determinaron las dimensiones y la composición de las partículas. Estos descubrimientos implican un avance en relación a los últimos resultados obtenidos por el Atacama Large Millímeter/submíllimeter  Array (ALMA), que detectó por primera vez los remanentes de una supernova reciente con grandes cantidades de polvo formado poco tiempo atrás, proveniente de la famosa supernova 1987A (SN 1987A).



martes, 8 de julio de 2014

LA VIOLENTA INFANCIA DEL SOL EXPLICA EL MISTERIO DE LOS METEORITOS


 Al estudiar la truculenta infancia de estrellas parecidas a nuestro Sol con el observatorio espacial Herschel de la Agencia Espacial Euriopea (ESA), los astrónomos han descubierto que los poderosos vientos estelares podrían ser la clave para resolver el misterio de los asteroides en nuestro sistema solar, señala la Agencia Espacial Europea (ESA),en un comunicado.
 "La observación de regiones de formación estelar con Herschel no sólo nos proporciona un punto de vista sobre lo que sucede más allá de nuestro vecindario cósmico, pero también es una manera crucial para reconstruir el pasado de nuestro Sol y el Sistema Solar", dice Göran Pilbratt, científico del proyecto Herschel de la ESA.
Un equipo de astrónomos, mientras utilizaba los datos de Herschel para estudiar la composición química de las regiones donde se están formando estrellas en la actualidad, descubrió que una de ellas era diferente. La fuente inusual es una prolífica guardería estelar llamada OMC2 FIR4, un grupo de nuevas estrellas incrustadas en una nube gaseosa y polvorienta cerca de la famosa Nebulosa de Orión,
A pesar de su apariencia tranquila en el cielo de la noche, las estrellas son hornos abrasadores que vienen a la vida a través de procesos tumultuosos y nuestro Sol de 4.500 millones de años no es una excepción. Para vislumbrar su agitada infancia, los astrónomos reúnen pistas no sólo en el Sistema Solar, sino también mediante el estudio de estrellas jóvenes en otros lugares de nuestra galaxia



"La causa más probable en este entorno es un viento violento de partículas muy energéticas, liberado por lo menos por una de las estrellas embrionarias que toman forma en este capullo proto-estelar", añade Ceccarelli.
La molécula más abundante en las nubes de formación de estrellas, el hidrógeno, puede ser descompuesto por los rayos cósmicos, partículas energéticas que impregnan toda la galaxia. Los iones de hidrógeno se combinan luego con otros elementos que están presentes
- aunque sólo en pequeñas cantidades - en estas nubes: carbono y oxígeno, o nitrógeno.



domingo, 6 de julio de 2014

ESPECTACULAR NIDO ESTELAR

Crédito: ESO




En esta nueva imagen, que ha sido tomada con el telescopio MPG/ESO en el Observatorio de la Silla en Chile, se puede apreciar un nido estelar, o lugar donde nacen las estrellas, denominado Gum 15, que se encuentra en la Constelación de la Vela a unos 3.000 años luz de nosotros.
Esta nube brillante es un ejemplo de una región HII. Los más espectaculares objetos astronómicos, como por ejemplo, la Nebulosa del Águila incluyendo los famosos Pilares de la Creación, o la Nebulosa de Orión, lo han formado estas nubes brillantes de gas y polvo cósmico.
En prácticamente cualquier entorno investigado por los astrónomos, se encontrará hidrógeno ya que es el elemento más abundante en el Universo. Las regiones HII contienen grandes cantidades de partículas de luz de hidrógeno ionizado, o sea, átomos de hidrógeno que han sido despojados de sus electrones a través de interacciones de alta energía con fotones ultravioleta.
A medida que los núcleos de hidrógeno ionizados recapturan electrones liberan luz a diferentes longitudes de onda características. A eso se debe el resplandor rojizo, que tienen las nebulosas como Gum 15, llamado por los astrónomos alfa hidrógeno.   


 
En un período de varios millones de años, una región HII puede dar a luz a miles y miles de estrellas. Algunas de estas estrellas son las causantes del brillo y la forma que adquiere la región y también finalmente serán las responsables de su destrucción.
Cuando una nueva estrella está plenamente formada y ha dejado atrás sus etapas, digamos, infantiles, fuertes vientos de partículas saldrán de sus entrañas escupiendo y dispersando  gases a todo alrededor y cuando la estrella más masiva agonice, Gum 15 morirá con ella.
Algunas estrellas son tan grandes que explotarán como supernovas dispersando los vestigios de esta región HII, dejando atrás solo un cúmulo de estrellas infantiles.

sábado, 5 de julio de 2014

CERES Y VESTA ALINEADOS


Una vez cada 17 años sucede este fenómeno; se alinean los asteroides Ceres y Vesta, que son dos de los objetos más brillantes del cinturón de asteroides, y precisamente en la madrugada de hoy día 5 de julio les toca hacerlo, una vez más.
Ambos asteroides se encuentra en la constelación de Virgo, separados por unos cuantos grados de distancia angular, que representan nada más que 85 millones de kilómetros.
Se podrá observar con unos simples prismáticos, y parecerán como una estrella doble abierta. 
Además también el pequeño planeta Plutón, esta misma madrugada, alcanzará en su órbita el punto más cercano a la Tierra, cosa que no volverá a repetirse hasta dentro de más de 200 años. Desde 2006 este planeta fue considerado enano, es mucho más pequeño que la Luna, apenas dos tercios de ésta.

En este vídeo podemos apreciar el alineamiento de Ceres y Vesta:


Más información sobre Ceres:


De todos los asteroides Vesta es el único que puede ser observado a simple vista, gracias a su color blanco brillante; mientras que Ceres, de forma esférica resulta más difícil de encontrar.

jueves, 3 de julio de 2014

SATURNO ES MÁS JOVEN QUE TITÁN

Titán, el mayor satélite de Saturno.

La Agencia Espacial Europea, (ESA) junto con  la NASA han financiado un estudio mediante el cual se ha podido establecer ante evidencias firmes de que el nitrógeno en la atmósfera de Titán, el mayor satélite de Saturno, se originó en condiciones parecidas a las del frío lugar de nacimiento de los cometas más antiguos procedentes de la Nube de Oort.
Este descubrimiento termina con la creencia que se tenía de que los componentes de Titán se habían formado dentro del disco de material templado que rodeaba al planeta Saturno durante su formación.
Esta nueva investigación pone de manifiesto que los componentes de Titán se formaron al principio del Sistema Solar en el disco frío de gas y polvo que formó al Sol.

El planeta Saturno
Así mismo, en este lugar nacieron todos los cometas, muchos de los cuales, aún hoy en día, mantienen su composición primitiva con pocos cambios.
El principal ingrediente en la atmósfera de la Tierra es el nitrógeno al igual que en Titán, el satélite de Saturno, que frecuentemente es comparado a una versión antigua de nuestro planeta.
El equipo ha descubierto que nuestro Sistema Solar no es lo suficientemente viejo para que la proporción de estos isótopos de nitrógeno haya cambiado significativamente y esto resulta una novedad que ha modificado las ideas que la ciencia tenía a este respecto.



"Cuando observamos de cerca como puede evolucionar esta relación con el tiempo, nos dimos cuenta de que era imposible que cambiara de manera significativa. La atmósfera de Titán contiene tanto nitrógeno que ningún proceso puede cambiarlo significativamente, incluso teniendo en cuenta los más de 4.000 millones de años de historia del Sistema Solar". Así lo explicó Kathleen Mandt que dirige la investigación del Southwest Research Institute en San Antonio. 
Cuando los científicos planetarios investigan el misterio de como se formó el Sistema Solar las proporciones de isótopos son una de las pistas más valiosas a la hora de descifrar este misterio.
En atmósferas planetarias y materiales de la superficie la cantidad específica de un elemento, como el nitrógeno, en relación con otra forma de ese mismo elemento puede ser una poderosa herramienta de diagnóstico, ya que está estrechamente vinculada a las condiciones en la que se forman los materiales.    

sábado, 28 de junio de 2014

TRES AGUJEROS NEGROS ORBITANDO ENTRE SÍ




Mediante una técnica llamada interferometría un equipo internacional de astrónomos ha descubierto dos agujeros negros interiores de un sistema triple que están orbitando muy apretadamente entre sí y con un tamaño que supera en miles de millones la masa de nuestro Sol. Este descubrimiento ha sido en una galaxia que se encuentra a más de 4.000 millones de años luz de distancia.




NASA

 La mayoría de las galaxias tiene en su centro un agujero supermasivo de hasta 10.000 millones de veces la masa del Sol.
"Lo que es extraordinario para mí, es que estos agujeros negros que están en el mismo extremo de la Teoría de la Relatividad de Einstein, orbitan entre sí en 300 veces la velocidad del sonido en la Tierra, en el uso de las señales combinadas de radio de los telescopios en cuatro continentes podemos observar este exótico sistema de un tercio del camino a través del universo. Me hace mucha ilusión , ya que tan solo araña la superficie de una larga lista de descubrimientos que serán posibles  con el Conjunto del Kilómetro Cuadrado, (SKA)" . Así dijo el Dr. Roger Deane de la Universidad de Ciudad del Cabo.




Los investigadores señalan que es importante entender estos sistemas por varias razones. Para empezar, porque los agujeros negros influyen en como evolucionan las galaxias, y la comprensión de la frecuencia con la que los propios agujeros negros se fusionan es clave. Además, los sistemas que orbitan tan cerca como este son fuente de ondas gravitacionales en el Universo,    si la  relatividad  general es correcta. Los futuros radiotelescopios serán capaces de medirlas.





Si bien la técnica de VLBI fue esencial para descubrir el interior de los agujeros negros, el equipo también ha demostrado que la presencia de un sistema binario también puede ser inferida por otras pistas detectables desde grandes distancias. Los agujeros negros supermasivos emiten grandes chorros de energía desde sus polos, pero en un sistema como este, nunca  veríamos estos chorros como una línea recta, sino que más bien describirían en el espacio una forma helicoidal  similar a un sacacorchos. De esta forma aunque los agujeros negros se encuentren demasiado cerca como para ser detectables de forma individual, la estructura retorcida de estos chorros sería un claro indicador de la presencia de al menos otro agujero negro supermasivo.     


jueves, 26 de junio de 2014

HALLAN UN PLANETA PARECIDO A LA TIERRA

© The Planetary Habitability Laboratory / phl.upr.ed


Con unas condiciones climáticas muy parecidas a las de la Tierra y a solo 16 años luz de distancia se descubre un planeta que supuestamente reúne condiciones  para albergar vida. Su nombre es Gliese 332c, y su tamaño es, al menos, cinco veces mayor que nuestro planeta, y orbita alrededor de la estrella Gliese, una enana roja de 11.500 años de edad, en la constelación de la Grulla.




A la estrella Gliese 832 se le había detectado, hace algún tiempo, otro planeta del tamaño y similitud de Júpiter y no se descarta que existan otros planetas orbitándola, cosa que está en estudio.



Gliese 832c recibe en su superficie aproximadamente la misma cantidad de energía que la Tierra recibe del Sol, por lo que este planeta podría tener temperaturas similares a las nuestras aunque con mayores variantes estacionales debido a lo excéntrico de su órbita. Todavía, no obstante, hay grandes incógnitas: desconocemos, por ejemplo, la composición de su atmósfera, ya que según los gases que estén presentes, puede hacerla completamente diferente a la nuestra y no apta para la habitalidad.
El sistema Gliese 832  es, a escala reducida, similar a nuestro propio Sistema Solar con un planeta similar a la Tierra en el sistema interior y otro planeta gigante similar a Júpiter en el sistema exterior.