jueves, 3 de julio de 2014

SATURNO ES MÁS JOVEN QUE TITÁN

Titán, el mayor satélite de Saturno.

La Agencia Espacial Europea, (ESA) junto con  la NASA han financiado un estudio mediante el cual se ha podido establecer ante evidencias firmes de que el nitrógeno en la atmósfera de Titán, el mayor satélite de Saturno, se originó en condiciones parecidas a las del frío lugar de nacimiento de los cometas más antiguos procedentes de la Nube de Oort.
Este descubrimiento termina con la creencia que se tenía de que los componentes de Titán se habían formado dentro del disco de material templado que rodeaba al planeta Saturno durante su formación.
Esta nueva investigación pone de manifiesto que los componentes de Titán se formaron al principio del Sistema Solar en el disco frío de gas y polvo que formó al Sol.

El planeta Saturno
Así mismo, en este lugar nacieron todos los cometas, muchos de los cuales, aún hoy en día, mantienen su composición primitiva con pocos cambios.
El principal ingrediente en la atmósfera de la Tierra es el nitrógeno al igual que en Titán, el satélite de Saturno, que frecuentemente es comparado a una versión antigua de nuestro planeta.
El equipo ha descubierto que nuestro Sistema Solar no es lo suficientemente viejo para que la proporción de estos isótopos de nitrógeno haya cambiado significativamente y esto resulta una novedad que ha modificado las ideas que la ciencia tenía a este respecto.



"Cuando observamos de cerca como puede evolucionar esta relación con el tiempo, nos dimos cuenta de que era imposible que cambiara de manera significativa. La atmósfera de Titán contiene tanto nitrógeno que ningún proceso puede cambiarlo significativamente, incluso teniendo en cuenta los más de 4.000 millones de años de historia del Sistema Solar". Así lo explicó Kathleen Mandt que dirige la investigación del Southwest Research Institute en San Antonio. 
Cuando los científicos planetarios investigan el misterio de como se formó el Sistema Solar las proporciones de isótopos son una de las pistas más valiosas a la hora de descifrar este misterio.
En atmósferas planetarias y materiales de la superficie la cantidad específica de un elemento, como el nitrógeno, en relación con otra forma de ese mismo elemento puede ser una poderosa herramienta de diagnóstico, ya que está estrechamente vinculada a las condiciones en la que se forman los materiales.    

Publicar un comentario