sábado, 30 de noviembre de 2013

EL ENORME PLANETA JÚPITER



Se llama así en honor del dios de la Roma antigua, Júpiter. Es, después del Sol el mayor cuerpo celeste de nuestro Sistema Solar con casi dos veces y media la masa de todos los demás planetas juntos, mil veces mayor que nuestro planeta, la Tierra, sin embargo su densidad es una cuarta parte de la densidad de la Tierra, aunque se cree que su centro es sólido, mayormente parece ser gaseoso y se compone principalmente de helio, argón e hidrógeno, con pequeñas cantidades de metano, amoníaco y vapor de agua. Dependiendo de su fase, es el planeta con más brillo durante todo el año, su atmósfera está dividida en cinturones oscuros, denominadas Bandas y regiones claras o Zonas, que se encargan de delimitar los fuertes vientos. Las nubes altas de Júpiter se supone que están compuestas de cristales congelados de amoníaco.
Tarda 11,9 años terrestres en su giro alrededor del Sol a una distancia de 778 millones de kilómetros, y su diámetro en el ecuador es de 142.800 kilómetros.  Emplea 9,9 horas terrestres en girar sobre sí mismo, esta rotación tan rápida produce el engrosamiento en su línea ecuatorial que puede apreciarse en observaciones con telescopios.
En las regiones polares de Júpiter se pueden apreciar auroras boreales similares a las terrestres.

En esta imagen de NASA podemos apreciar su enorme mancha roja, se trata, en realidad de una gran tempestad con vientos de hasta 250 kms. por hora, que se estableció en esa zona, permanentemente.
En 1979, la sonda espacial Voyager I descubrió que Júpiter posee un sistema de anillos, cuyo anillo principal tiene unos 6.400 Kms. de anchura y orbita el planeta a 122. 800 Kms. de distancia.


En esta imagen podemos ver el satélite Ganímedes, muy famoso, por cierto desde que los ufólogos afirman categóricos que está habitado por seres inteligentes.
 Le conocemos hasta ahora 16 satélites, de los cuales cuatro fueron descubiertos por Galileo Galilei en el año 1610: Io, Europa, Ganímides y Calisto que son los más grandes.

Aquí podemos ver a 4 de los 16 satélites de Júpiter llamados galileanos por haber sido descubiertos por Galileo Galilei, quien los llamó Mediceos en honor de Cosme de Médicis, duque de Florencia.







  Gregorio García Alcalá
30 de noviembre de 2013










Publicar un comentario