domingo, 29 de agosto de 2010

PLANETA HD209458b

Recreación imaginaria del exoplanta HD209458b
Posted by Picasa

Un equipo de astrónomos del Instituto de Investigación Espacial, de la Universidad de Leiden, en los Países Bajos ha medido por primera vez el viento en la atmósfera de un exoplaneta, que tiene poco más de la mitad de la masa de Júpiter, y que ha sido denominado como HD209458b. Pudieron además, medir el movimiento del planeta en su órbita alrededor de su estrella. Gracias a estas nuevas técnicas, ahora es más fácil estimar la masa de otros exoplanetas y sus estrellas.
Este planeta se encuentra en la constelación de Pegaso a 150 millones de años luz de nuestro Sistema Solar y fue descubierto por la NASA utilizando el telescopio espacial Hubble.
Parece que HD209458b es tan rico en carbono como Júpiter y Saturno, eso indica que se formó de la misma manera que ellos. El fuerte viento reinante en este planeta arrastra monóxido de carbono en su atmósfera a velocidades de hasta 10.000 kilómetros por hora, velocidad muy superior a cualquier otra conocida de nuestro Sistema Solar. Este fuerte viento y el monóxido de carbono y otros posibles materiales como sílice, que arrastra, le hace mostrar una cola que le asemeja a un cometa.
El radio de la órbita de este planeta es de tan sólo 7 millones de kilómetros, un octavo de la órbita de Mercurio. Debido a esta órbita tan pequeña el período de rotación anual de HD209458b es de tan sólo 3,5 días terrestres y su masa es 220 veces  la de la Tierra.
Se trata de un planeta de fuertes contrastes pues ya que siempre tiene la misma zona expuesta a su estrella
por lo que tiene altas temperaturas de hasta 1000 grados centígrados, en esta zona iluminada, mientras que en la otra hay un frío extremo.
Científicos de la NASA indicaron que habían detectado moléculas básicas para la actividad biológica en este planeta extrasolar que aunque no es habitable tiene actividad química, que podría indicar la presencia de vida.
Observaciones anteriores realizadas por los telescopios espaciales Hubble y Spitzer habían revelado la presencia de vapor de agua y metano.
Según la NASA se trata de uno de los planetas de fuera de nuestro Sistema Solar más analizado  porque es uno de los pocos que pueden verse transitando alrededor de su estrella.
"Es el segundo planeta extra- solar en el que el agua, el metano y el dióxido de carbono han sido hallados y que son potencialmente importantes para los procesos biológicos en planetas habitables, la detección de compuestos orgánicos en dos exoplanetas plantea ahora la posibilidad de que se convierta en algo común el encontrar planetas con moléculas que pueden estar vinculadas a la vida", dijo el investigador Mark Swain.
Publicar un comentario