martes, 27 de diciembre de 2011

V838 de Monoceros.

Bonita imagen tomada por el Telescopio Espacias Hubble.

Por razones desconocidas, en enero de 2002, la superficie exterior de la estrella V838 Mon, que hasta ese momento no era conocida, se expandió mucho, y con un fuerte fogonazo que alcanzó una magnitud aproximada de un millón de veces la luminosidad del Sol, se convirtió en la estrella más brillante de toda la Vía Láctea, pero enseguida, también de repente, se apagó. Nunca antes se había visto un fogonazo estelar. Aunque este destello de V838 parece  expulsar materia al espacio, lo que se ve en la imagen de arriba del Telescopio Espacial Hubble es en realidad un eco luminoso del destello aparentemente en movimiento, reflejado sucesivamente por  anillos más lejanos en el complejo sistema de polvo interestelar que ya rodeaba a la estrella.
V838 Mon se encuentra a unos 20.000 años luz de distancia del Sol, en la Constelación del Unicornio y su eco de luz tiene unos 6 años luz de diámetro.





El estallido de V838 Mon podría ser la erupción de una nova, pese a la opiniones en contra, aunque desde luego sería muy inusual.



  También se atribuye este estallido a un flash de helio, en el cual el núcleo de una estrella moribunda de poca masa produce rápidamente una fusión de carbono, que trastorna sin destruir, a la estrella. 
Publicar un comentario