domingo, 7 de febrero de 2010

TABLAS DE DAIMIEL

Las Tablas de Daimiel.
Corría el año de 1575 cuando Felipe II mandó redactar la relación en la que se ordena literalmente "que se guarde muy bien".
Fué a partir de los años 60 cuando comienzan los malos tiempos para las Tablas, cuando se aceleran las obras de canalización de los ríos manchegos desecando la zona y, además en los 70, la extensión de los regadíos acaban con los recursos hídricos del subsuelo


Las Tablas de Daimiel, fueron declaradas Parque Nacional desde el 28 de junio de 1973, y se encuentra en la amplia llanura manchega en la provincia de Ciudad Real. Las Tablas se producen por la confluencia de dos ríos, el Cigüela de agua salobre y estacional y el Guadiana que aporta agua dulce de forma permanente, contando además con aguas subterráneas que llegan a aflorar a la superficie, estos afloramientos se les conoce en la zona como Ojos y Ojillos, según su tamaño y dan nombre a muchos parajes, como los Ojos del Guadiana.

Tienen las Tablas una importante población de aves acuáticas. El clima en estos parajes es de carácter continental con máximas de 40 grados centígrados en verano y mínimas en invierno de -10 grados. En 2009 debido a una larga sequía y a la proliferación de pozos clandestinos que secaron las aguas subterráneas, junto al fuego que prendió en la turba soterrada, las Tablas estaban en grave peligro, el Gobierno aprobó un trasvase del Tajo- Segura, que no llegó a producirse porque por fortuna empezó a llover y a nevar como no lo había hecho nunca. Con tanta agua caída del cielo, las Tablas han que dado totalmente encharcadas y los focos de los incendios de la turba del mes de agosto pasado ya han quedado anegados quedando por lo tanto salvadas las Tablas de Daimiel cuando ya prácticamente se había decretado su muerte.
Publicar un comentario